Cargando...

Novedades

ACTUALIDAD    |    Martes 18 de Julio de 2017

MARGENES PROYECTADOS: El maíz temprano es el menos competitivo.

El maíz temprano es el cultivo que a la fecha tiene la mayor probabilidad de generar quebrantos en el próximo ciclo 17/18

El maíz temprano es el cultivo que a la fecha tiene la mayor probabilidad de generar quebrantos en el próximo ciclo 2017/18 en la zona agrícola argentina más competitiva.

El rinde de indiferencia del maíz temprano en la región núcleo pampeana es de casi 90 qq/ha con un precio esperado de 151,5 u$s/tonelada (cierre de hoy lunes del contrato Abril 2018 del Matba) y un costo de oportunidad de la tierra (o arrendamiento) de 300 u$s/ha (que puede parecer bajo para las pretensiones de algunos propietarios de campos de la zona).

Se trata además del cultivo que requiere la mayor inmovilización de capital: unos 625 u$s/ha sin considerar alquiler en un establecimiento prolijo –bien manejado– que no requiere gastos excesivos en herbicidas para controlar malezas problemáticas.

El cultivo que por el momento parece más prometedor es la cebada cervecera/soja de segunda. El cereal de invierno, con un precio esperado de 173 u$s/tonelada (posibilidad de fijación anticipada que podría realizarse en función del esquema propuesto por Maltería Quilmes), tiene un rinde de indiferencia proyectado elevado (39 qq/ha), pero la soja de segunda, con un precio esperado de 255 u$s/tonelada, es muy competitivo: 18 qq/ha. Si la cebada finalmente logra calificar como cervecera, el valor esperado de la forrajera (160 u$s/tonelada) eleva el rinde de indiferencia del cereal a 43 qq/ha.

El trigo, a pesar de la importante suba de precios registrada en las últimas semanas, está a mitad de camino entre la cebada cervecera y forrajera con un rinde de indiferencia de 40 qq/ha en función del precio esperado actual (175,2 u$s/tonelada fue el cierre de hoy lunes del contrato Trigo Rosario Matba).

La soja de primera –siempre considerando un costo de oportunidad de la tierra de 300 u$s/ha– también se presenta, por el momento, como un cultivo competitivo con un rinde de indiferencia de 30 qq/ha y con un costo directo (sin alquiler) del orden de 350 u$s/ha.

El maíz tardío, a diferencia de su primo tempranero, nuevamente se vuelve a mostrar más competitivo al registrar un rinde de indiferencia de 55 qq/ha con un alquiler de 150 u$s/ha (compartido en partes iguales con algún cereal de invierno) y un costo directo de alrededor de 300 u$s/ha.

En todos los casos se considera una gestión (o costo de oportunidad del tiempo del propietario del establecimiento) de 30 u$s/ha.


Compartir:

Más novedades

Lunes 8 de Enero de 2018

Charla técnica e informativa en escuelas.

Capacitando alumnos, docentes y auxiliares.

Sabado 6 de Enero de 2018

Implementacion del Estandar de Productor RTRS.

Sumándonos al cambio.